Guía practica para elegir colchón

Guía practica para elegir colchón
Guía boxisleep para elegir colchón

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

No muchos saben sobre colchones, lo cierto es que es un artículo vital para nuestro bienestar; sin embargo, lo cambiamos cada 15 años en promedio (Lo cual no está bien para la salud). Existe un gran desconocimiento en cuanto a los tipos de colchón, la tecnología, los materiales y las prácticas que harán que realmente descanso.

Materiales

COMO TODO PRODUCTO FÍSICO, LA CALIDAD DEL MISMO ESTÁ DEFINIDA POR LA CALIDAD DE LOS MATERIALES QUE LO COMPONEN..

Lo primero que debes definir es qué tipo de colchón buscas y qué materiales se adaptan mejor a tus necesidades.

Espumados:
Son los más económicos, pero a la vez los de peor calidad. Suelen estar fabricados con espumas de baja densidad (entre 12D y 15D) y no contienen ni la firmeza, ni la adaptabilidad necesaria para un buen descanso. Además, no suelen tener garantía y su durabilidad en óptimas condiciones es de 1 a 2 años, es decir, 5 veces menor a la de un colchón de alta gama, por lo que al final se terminará pagando lo mismo, pero se descansará peor.

Resortados:
Son los más populares y los más vendidos en Colombia. Existen 2 tipos de colchones resortados:

Tipo Bonell:
Son los más comunes y tienen una estructura de resortes bicónicos conectados entre sí por un alambre helicoidal. Su principal ventaja es la firmeza, soporte y durabilidad; mientras que su principal desventaja es que transmiten el movimiento y ofrecen poca adaptabilidad debido a la conexión entre resortes.

Tipo Pocket:
Los resortes son cilíndricos y son independientes unos de otros al estar enfundados en una bolsita de tela. De esa manera se evita la traslación del movimiento y se adaptan de mejor manera al cuerpo. Sin embargo, suelen ser poco firmes y muy costosos.

Viscoelástica / Poliuretano / Soft Layer:
Representan la última tendencia en cuanto a tecnología del descanso. La viscoelástica aporta adaptabilidad y confort, el soft layer el rebote y transpirabilidad y el Poliuretano soporte, firmeza y durabilidad.

¿Qué pasa si estos colchones son una moda?

Los colchones de espuma han existido por 26 años; los hicimos mejores y al alcance de todos los Colombianos. Nuestros colchones son de alta tecnología y calidad versátil, de bajo mantenimiento y duraderos; hemos probado que nuestro colchón dura más de 10 años.

Es perfecto para descansar mejor gracias a que no tiene resortes como un colchón tradicional (y de bajo costo) y lo mejor, no transfiere el movimiento (con esto no tendrás que incomodar a nadie cuando te levantes en la noche por un vaso de agua) lo cual lo hace perfecto.  

Atributos:

Una vez definido el tipo de colchón, es importante conocer y comparar los atributos de las diferentes opciones:

Lo primero que debes definir es qué tipo de colchón buscas y qué materiales se adaptan mejor a tus necesidades.

Firmeza:
No se trata de la dureza sino del grado de soporte del núcleo, el cual debe ser suficiente para no ceder ni con el peso ni con el paso del tiempo.

Densidad:
La densidad hace referencia a la relación entre la masa y el volumen. Es decir, a mayor densidad, mayor cantidad de material en el mismo espacio, lo que aportará mayor durabilidad, soporte y confort.

 REBOTE:
Es la capacidad de un material de regresar rápidamente a su estado natural. Esta cualidad permite que el cuerpo siempre se mantenga en la posición correcta independientemente de nuestra postura al dormir.

ADAPTABILIDAD:
Es la capacidad de los materiales de amoldarse al cuerpo. Su principal función es la de eliminar los puntos de presión que generan molestias y nos terminan por despertar.

 TRANSPIRABILIDAD:
Es la capacidad de ventilación de los materiales. Este atributo es clave para mantener al colchón limpio, fresco y libre de ácaros y bacterias.

TEMPERATURA:
Una temperatura adecuada es imprescindible para un buen descaso, es por eso que los materiales deben ser termorreguladores y deben evitar disipar el calor humano.

Existe la falsa creencia de que un colchón bueno debe ser ortopédico, pero se trata de un engaño comercial que no describe la calidad del colchón.

Para empezar, conozcamos el significado de ortopedia: Especialidad médica dedicada a corregir o de evitar las deformidades del sistema musculoesquelético del cuerpo humano.

Sin embargo, nos han hecho creer que lo ortopédico es igual a duro o firme, lo que supuestamente beneficiará nuestra postura, tendrá mayor duración y le vendrá bien a nuestra espalda. Esto es falso. El colchón debe ser firme en su núcleo, pero suave y adaptable en sus capas superiores para adaptarse a la silueta del cuerpo y evitar puntos de presión.

¿NUESTRO CONSEJO?

NO BUSQUES UN COLCHÓN POR ORTOPÉDICO O SEMI ORTOPÉDICO, ANALIZA SUS ATRIBUTOS EN DETALLE.

¿La apariencia es importante?

Es cierto que la apariencia es un aspecto al que se le suele dar mucha importancia, sin embargo, la calidad está definida por los componentes internos y una vez se pongan las sábanas, no se volverá a percibir.

pongan las sábanas, no se volverá a percibir.


A CONTINUACIÓN TE CONTAMOS ALGUNOS MITOS SOBRE EL ASPECTO DEL COLCHÓN:

Altura:
Se suele creer erróneamente que, a mayor altura, mayor calidad. Sin embargo, a partir de los 25 cm las capas inferiores dejan de sentirse y no generan ningún efecto excepto un importante incremento del costo.

Pillow top:
Se refiere a una especie de colchoneta adjunta a la parte superior del colchón. Es indiferente si los materiales están dentro de una colchoneta o directamente en la cara del colchón, por lo que esto es un aspecto meramente decorativo y sólo incrementa el costo de fabricación.

Detalles y accesorios:
Elementos con el hiladillo, las manijas laterales, los respiraderos o las bandas de colores no mejoran la eficiencia del colchón y tampoco volverán a ser percibidos una vez se “vista” el colchón con la ropa de cama, sin embargo, son elementos que incrementan el costo de fabricación.

Capas internas:
Al igual que la altura, existe la creencia de que mientras más capas, mejor será el colchón. Sin embargo, más capas implican mayor costo, menor ventilación y lo más importante, las capas inferiores no se sentirán ni aportarán nada al descanso, por lo que será dinero desperdiciado.

Precios y promociones:
Para empezar, un buen colchón no debería costar tanto. Tengamos en cuenta que, si bien el 25% de los colombianos tienen problemas para dormir, sólo un 20% está asociado con el lugar en donde duerme.

Es importante hacer una compra consciente y pagar por la calidad del colchón donde vas a dormir. Ten en cuenta que un colchón de $10.000.000 no necesariamente hará que descanses mejor que uno de $2.000.000.

Elige el tamaño ideal para tu próximo colchón

Canal de venta

El proceso de compra de un colchón puede resultar realmente complejo y desgastante. A la hora de empezar la búsqueda, es importante conocer los diferentes lugares donde podemos conseguirlos:

Almacenes:
Cada marca suele tener su cadena de tiendas propias, en ellas podrás conseguir todas las referencias. La asesoría suele ser amplia y personalizada, pero no siempre contamos con un almacén cercano; esta estrategia de comercialización incrementa de manera considerable el precio final.

Mueblerías:
Algunas tiendas de muebles ofrecen colchones en sus tiendas, pero los precios y los plazos de entrega suelen ser los más elevados. Adicionalmente, al no existir ningún representante directo de la marca, existe un gran desconocimiento sobre los atributos del colchón.

Cadenas:
Podrás encontrar gran variedad de marcas y precios competitivos, mas una oferta limitada de referencias por marca. La atención no será la más personalizada y los tiempos de entrega pueden variar entre 5 y 15 días hábiles.

Internet:
Es un canal nuevo para esta categoría de productos, pero sin duda el de mayor crecimiento por todas las ventajas que aporta. Aquí puedes conocer todas las ventajas de comprar por Internet.

Leave a Reply

Your email address will not be published.